Download E-books Vindicación de los derechos de la mujer (Great Ideas 19) PDF

Esta apasionada declaración de independencia de l. a. mujer escrita por Mary Wollstonecraft hizo añicos el estereotipo de los angeles dama dócil y decorative, anticipando una nueva period de igualdad y consagrando a su autora como fundadora del feminismo moderno. nice rules A lo largo de l. a. historia, algunos libros han cambiado el mundo. Han transformado los angeles manera en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás. Han inspirado el debate, l. a. discordia, l. a. guerra y los angeles revolución. Han iluminado, indignado, provocado y consolado. Han enriquecido vidas, y también las han destruido. Taurus publica las obras de los grandes pensadores, pioneros, radicales y visionarios cuyas principles sacudieron los angeles civilización y nos impulsaron a ser quienes somos.

Show description

Read Online or Download Vindicación de los derechos de la mujer (Great Ideas 19) PDF

Best Feminism books

Our Blood: Prophecies and discourses on sexual politics

It is a selection of speeches Andrea Dworkin made in the course of the 1970's anywhere she may get her model of feminism throughout in a mostly patriarchal American society. As approach of creation Dworkin tells of her struggles to be heard- particularly by means of different girls and the (mostly undesirable) reactions she got from her lectures.

Pornography and silence: Culture's revenge against nature

First variation Hardcover (1981) in excellent situation. airborne dirt and dust Jackst exhibits massive quantity of damage alongside the sides, a few scuffing and tears of the canopy. besides the fact that, the particular publication is particularly fresh & unmarked, there's just one disorder within the textual content: web page 111 has a pinhead-size tear alongside the ground of the web page.

To the Lighthouse

“Radiant as [To the Lighthouse] is in its good looks, there may well by no means be a mistake approximately it: here's a novel to the final measure serious and uncompromising. i feel that past being in regards to the very nature of truth, it truly is itself a imaginative and prescient of fact. ”—Eudora Welty, from the Introduction The serene and maternal Mrs.

When Ladies Go A-Thieving: Middle-Class Shoplifters in the Victorian Department Store

This publication specializes in middle-class city girls as members in new sorts of buyer tradition. in the specified global of the dep. shop, ladies chanced on themselves challenged to withstand the temptations of intake. Many succumbed, purchasing either what they wanted and what they wanted, but in addition stealing what appeared so on hand.

Additional resources for Vindicación de los derechos de la mujer (Great Ideas 19)

Show sample text content

Podría haber dañado a estas muchachas los angeles lectura de novelas? Casi olvidaba un ligero matiz en el carácter de una de ellas: simulaba una simpleza cercana a los angeles insensatez, y con una sonrisa tonta formulaba las preguntas y los comentarios más inmodestos, cuyo pleno significado había aprendido mientras se encontraba retirada del mundo, y tenía miedo de hablar en presencia de su madre, que gobernaba con mano dura. Todas ellas fueron educadas, como ella se enorgullecía en afirmar, de l. a. manera más ejemplar, y leían sus capítulos y salmos antes de desayunar, sin tocar nunca una tonta novela. Éste es sólo un ejemplo, pero recuerdo muchas otras mujeres que, por no haber recibido paso a paso los estudios adecuados y no permitírseles elegir por sí mismas, han sido niñas grandes. O han conseguido, al mezclarse en el mundo, un poco de lo que habitualmente se denomina sentido común, es decir, una forma precisa de ver los hechos comunes, desde una perspectiva distanciada. Pero lo que merece el nombre de intelecto, el poder de adquirir principles generales o abstractas, o incluso intermedias, se encontraba fuera de cuestión. Sus mentes estaban inactivas, y, cuando no las provocaban objetos sensibles u ocupaciones de ese tipo, estaban bajas de ánimo, lloraban o se iban a dormir. Por tanto, cuando aconsejo a mi sexo que no lea semejantes obras ligeras, es para inducirlas a leer algo more suitable, pues coincido en l. a. opinión de un hombre sagaz que tenía una hija y una sobrina bajo su cuidado y siguió un plan muy diferente con cada una. los angeles sobrina, que poseía capacidades considerables, antes de que l. a. dejasen a su shipment, se había entregado a los angeles lectura sin orden alguno. Se afanó en orientarla hacia los ensayos morales y l. a. historia, y lo consiguió, pero permitió a su hija, a quien una madre débil y cariñosa había consentido, de forma que se volvió remisa a cualquier cosa como los angeles dedicación, leer novelas, justificándolo al decir que, si alguna vez desarrollaba un gusto por ellas, tendría alguna base sobre los angeles que construir, y que las opiniones erróneas eran mejores que ninguna. De hecho, l. a. mente femenina se ha abandonado tanto que sólo se podía adquirir conocimiento de esta fuente turbia, hasta que algunas mujeres de talentos superiores aprendieron a despreciarlas. Considero que el mejor método que puede adoptarse para corregir l. a. afición por las novelas es ridiculizarlas, no de forma indiscriminada, porque entonces tendría poco efecto; pero si una character juiciosa, con algún sentido del humor, leyera algunas a una joven y subrayase, mediante l. a. entonación y comparaciones apropiadas con patéticos hechos y personajes heroicos de l. a. historia, de qué modo tan insensato y ridículo caricaturizan los angeles naturaleza humana, las opiniones justas podrían sustituir a los sentimientos románticos. Sin embargo, en un aspecto se asemejan los angeles mayoría de seres de ambos sexos y muestran por igual una carencia de gusto y modestia. Las mujeres ignorantes, forzadas a ser castas para preservar su reputación, permiten que su imaginación se deleite en las escenas artificiales y engañosas esbozadas por los novelistas de l. a. época, despreciando por insípida los angeles dignidad sobria y los encantos maternales de los angeles historia, mientras que los hombres muestran el mismo gusto viciado en l. a. vida, buscan a los angeles licenciosa para entretenerse, huyendo de los encantos sencillos de los angeles virtud y de los angeles grave respetabilidad de juicio.

Rated 4.61 of 5 – based on 31 votes