Download E-books El Desorden Que Dejas PDF

L. a. novela premiada es un intenso mystery psicológico protagonizado y relatado en primera persona por Raquel, una joven profesora de literatura en horas bajas que acepta una suplencia en un instituto de Novariz, el pueblo de donde, casualmente, procede su marido.En su primer día de trabajo, los angeles joven se entera de que Elvira, su predecesora, se ha suicidado y al finalizar las clases encuentra en su bolso una nota que cube: «¿Y tú cuánto vas a tardar en matarte?».Decidida, Raquel intentará averiguar quién está detrás de esa amenaza, e inevitablemente seempezará a obsesionar con l. a. antigua profesora.¿Qué le ocurrió? ¿Qué los angeles llevó a l. a. depresión si los alumnos l. a. adoraban? ¿Realmente se suicidó o alguien acabó con su vida? ¿Se está repitiendo el mismo patrón con ella? Y sobre todo, ¿por qué de repente algunos indicios apuntan al marido de Raquel?Una novela que arranca como una historia de acoso a una profesora para convertirse enseguidaen un mystery perverso y apasionante. Una disección de l. a. debilidad humana. De l. a. culpa.De l. a. fragilidad de las relaciones. Y de las mentiras y secretos sobre las que montamos nuestras vidas sin calibrar ni ser conscientes de las consecuencias.

Show description

Read or Download El Desorden Que Dejas PDF

Similar Thriller books

Imperfect Strangers

The first step: definitely the right murderSandy Kinsolving's once-glittering lifestyles hangs through a thread; his destiny depends upon his wife's inheritance and even if she's approximately to throw him out on his ear. What he would not provide for an answer to his cash and marriage difficulties. If this have been an Alfred Hitchcock motion picture, the answer will be seen.

"C" Is for Corpse (Kinsey Millhone Alphabet Mysteries)

How do you cross approximately fixing an tried homicide while the sufferer has misplaced a superb a part of his reminiscence? it really is certainly one of Kinsey's hardest instances but, yet she by no means backs down from a problem. Twenty-three-year-old Bobby Callahan is fortunate to be alive after a vehicle pressured his Porsche over a bridge and right into a canyon.

The Turnaround

On a scorching summer time afternoon in 1972, 3 little ones drove into an strange local and 6 lives have been altered endlessly. Thirty 5 years later, one survivor of that day reaches out to a different, commencing a door that may bring about salvation. yet one other survivor is now out of felony, searching for reparation in any shape he can locate it.

The Devil's Detective: A Novel

Debut novelist Simon Kurt Unsworth sends the detective novel to Hell. In The Devil's Detective, a sea swap is coming to Hell . . . and a guy named Thomas idiot is stuck within the center.      Thomas idiot is a data guy, an investigator tasked with cataloging and submitting studies at the never-ending flow of violence and brutality that flows via Hell.

Additional info for El Desorden Que Dejas

Show sample text content

Y que hay días que ni quiero salir de los angeles cama. Que solo me entran ganas de llorar, coño. Llorar y emborracharme. Trago saliva. Pocas veces Germán es así de sincero, de torrencial explicando o, mejor dicho, vomitando su estado de ánimo. —¿Te has parado a ponerte en mi lugar? �Sabes lo duro que es? Es que es muy duro, coño —continúa diciendo—. Y que me siento responsable. Mucho. Porque eso es lo peor, sentirse responsable. Porque de nada me sirve pensar que medio país está como yo. No, por más que me diga que yo no tengo los angeles culpa de esta mierda de situación, que si no tengo trabajo no es porque no lo busque sino porque no hay, tengo los angeles maldita sensación de que no es verdad. De que si quisiera trabajar podría estar trabajando. Aquí, por ejemplo. Todos estos meses cuando venía a ver a mi padre al health facility, sentía su mirada de reproche. —Tu padre jamás te ha reprochado nada. —Pues yo l. a. sentía. Porque sabía lo que pensaba, aunque no me lo dijera. Se había pasado l. a. vida deslomándose en el restaurante, para que pudiéramos estudiar, para que pudiéramos tener otra vida, y yo ahora estaba desperdiciando l. a. mía, siendo un inútil, un parado. —No sé por qué eres tan duro contigo. Tu padre no pensaba así. Y mira, hasta tú mismo dices que él quería otra vida para vosotros. —¿Lo conocías mejor que yo? —Estaba orgulloso de ti, Germán. Aunque no te lo dijera. Y seguro que agradeció que vinieras aquí día sí y día también a cuidarlo, a estar con él, mientras se apagaba. No todos los hijos lo hacen. Pero me doy cuenta de que Germán no atiende a razones. Sigue en sus trece. —Lo de los angeles casa rural no es mala inspiration. Es una oportunidad cojonuda. Llevo quejándome dos años de que los angeles vida no me da una maldita oportunidad. Pues aquí está. Es como si mi padre me los angeles estuviera brindando. —Más bien tu madre —puntualizo puñetera. Pero él ignora mi comentario. —Sé que podría hacerlo. Yo podría trabajar aquí, yo podría convertir O Muíño en una casa rural y que funcionara. Es un proyecto chulo, bonito, actual. —Germán, yo solo digo que no se deberían tomar decisiones trascendentales cuando uno está atravesando un duelo. —Que no es eso, joder. Quiero volver a sentirme personality, volver a respirar, volver a levantarme por las mañanas sin ganas de echarme a llorar. No pasa nada si no soy escritor, no pasa nada por admitirlo, no pasa nada por olvidarme de lo que no puede ser y empezar a construir algo. —Yo entiendo que con los dos años de mierda que llevamos no tengas ni cuerpo ni espíritu para concentrarte y ponerte. Pero deberías. Tú escribes, es lo que haces, es lo que eres, y es lo que deberías seguir haciendo. —¿Ahora quieres que escriba? —¿Y cuándo no he querido? —Raquel, llevas más de un año mirándome por encima del hombro, tolerándome pero enrabietada. Me quedo un tanto anonadada ante sus palabras. �Es lo que piensa de mí? �Es l. a. impresión que le he estado dando todo este tiempo? —¿Pero qué dices? Eso es mentira. Claro que te apoyo, claro que lo hago. Si llevo trabajando todo este tiempo sin protestar, sin... —¿Sin protestar? �De verdad te estás escuchando?

Rated 4.87 of 5 – based on 38 votes