Download E-books Arcta, el Gigante de la montaña (Buscafieras, Libro 3) PDF

By Adam Blade

El verdadero Buscafieras deberá liberar a las Fieras mágicas de Avantia, sometidas a un hechizo maléfico. Tom, armado con un escudo y una espada regalo del brujo Aduro, emprende el viaje para encararse con Arcta, el Gigante de los angeles montaña... ¿Lo conseguirá?

Show description

Read Online or Download Arcta, el Gigante de la montaña (Buscafieras, Libro 3) PDF

Best Fantasy books

The Last Enchantment (The Arthurian Saga, Book 3)

Arthur Pendragon is King! Unchallenged at the battlefield, he melds the rustic jointly in a time of promise. yet sinister powers plot to wreck Camelot, and while the witch-queen Morgause -- Arthur's personal part sister -- ensnares him in an incestuous liaison, a deadly net of affection, betrayal, and bloody vengeance is woven.

The Sorcerer of the North: Book Five (Ranger's Apprentice)

The foreign bestselling sequence with over five million copies bought within the U. S. on my own! numerous years have handed because the apprentice and his grasp, Will and Halt, first met, and may is ultimately a full-fledged Ranger along with his personal fief to seem after. The fief turns out sleepy? uninteresting, even? until eventually Lord Syron, grasp of a fort some distance within the north, is struck down by means of a mysterious ailment.

So You Want to Be a Wizard: The First Book in the Young Wizards Series

Anything stopped Nita's hand because it ran alongside the bookshelf. She seemed andfound that one of many books had a unfastened thread on the best of its backbone. It used to be a type of so that you are looking to Be a . . . books, a chain on careers. so that you are looking to Be a Pilot, and a Scientist . . . a author. yet his one acknowledged, so that you are looking to Be a Wizard.

Finn Family Moomintroll (Moomins)

It truly is spring within the valley and the Moomins are prepared for event! Moomintroll and his neighbors Snufkin and Sniff locate the Hobgoblin's most sensible hat, all glossy and new and simply ready to be taken domestic. They quickly detect that his isn't any usual hat; it may well flip anything―or anyone―into anything else!

Additional info for Arcta, el Gigante de la montaña (Buscafieras, Libro 3)

Show sample text content

El chico se quedó completamente quieto. no longeró que los angeles avalancha le había dejado totalmente cubierto de tierra y de barro, lo que ayudaba a disimular su olor. reasonó respirar lo más silenciosamente que pudo, para que Arcta no lo oyera, pero no tenía forma de decirles a Elena y Plata que ellos también debían permanecer en silencio. Plata lanzó un rugido, que se oyó a través de las piedras que bloqueaban l. a. cueva. Arcta se volvió hacia el sonido y dio otro paso amenazador. Tom no se atrevía a moverse. Ahora estaba justo debajo de los angeles inmensa barriga del gigante, y tenía los ojos a l. a. altura de sus pies, con lo que podía ver claramente sus espantosas uñas, amarillentas y llenas de porquería. Si Arcta daba otro paso, lo aplastaría. Tom se quedó quieto, intentando no hacer ruido al respirar, pero notaba que el cuerpo le temblaba de miedo. Se faucetó los angeles boca con l. a. mano con l. a. esperanza de que no le tiritaran los dientes. Arcta dio un puñetazo en el aire y lanzó un rugido de frustración. Entonces se dio l. a. vuelta y siguió andando montaña arriba. Tom sintió una ola de alivio. �El gigante había abandonado los angeles lucha! Pero justo cuando pensaba que estaba a salvo, Plata volvió a gruñir, esta vez más fuerte. Arcta volvió l. a. cabeza, lanzó otro rugido y corrió hacia los angeles cueva dando furiosos pisotones. Tom no tenía otra opción. Debía distraer al gigante para salvar a Elena y a Plata. Tenía que salir corriendo, y confiar en que Arcta lo oyera y lo siguiera. Si no lo hacía, el gigante derrumbaría los angeles entrada de los angeles cueva y encontraría a sus amigos. Aunque llevara el antifaz, los oiría y los olería. Tom empezó a correr hacia abajo por el camino de los angeles montaña todo lo rápido que pudo. Cuando pasó cerca de Tormenta, que seguía enterrado en el barro, sacó l. a. cuerda que le había dado el mercader y se metió por un camino entre los pinos. Pensó rápidamente. �Tengo que trepar más alto que Arcta —se dijo a sí mismo—. Si consigo estar a l. a. altura de su cabeza, a lo mejor puedo desatar el nudo del antifaz. » Tom iba esquivando los árboles, pero el gigante le seguía de cerca, haciendo temblar l. a. tierra con cada paso que daba. El chico oía crujir las ramas a medida que el gigante se abría camino. Sabía que, aunque el gigante llevara un antifaz, nunca podría correr más rápido que él. Ahora que había conseguido alejarlo de l. a. cueva, tenía que encontrar los angeles forma de despistarlo. Bajó a trompicones por una cuesta y vio unos matorrales de moras. Torció a l. a. izquierda, en dirección a los matorrales, y al llegar al otro lado, se fijó en un enorme árbol con un agujero en los angeles base del tronco. Tom se metió dentro del hueco, húmedo y oscuro. El viejo árbol temblaba a cada pisotón del gigante. De nuevo, Tom rationaleó respirar con calma y en silencio. Se oyó un rugido furioso, y de pronto, todo volvió a quedar en silencio. El muchacho esperó unos segundos antes de asomarse desde su escondite. A tan sólo unos metros de donde estaba, vio las inmensas piernas del gigante, inmóviles como troncos de árboles. Ésa period su oportunidad. Si conseguía trepar a los angeles cima del árbol y hacer que Arcta se acercara lo suficiente, a lo mejor podría liberarlo.

Rated 4.31 of 5 – based on 26 votes